martes, 27 de marzo de 2018

Las ligas menores menores (de escritores independientes)

Hace unos días asistí a una charla donde un escritor contó los pormenores de su proceso creativo, los entresijos de la construcción de sus historias y la rutina que seguía a la hora de sentarse frente al computador. Al final, un tipo entusiasta pidió para él, y para todo el público, un consejo para los escritores independientes. El escritor de la charla enmudeció por unos segundos, se rascó la cabeza y al final dijo que todos los escritores que él conocía eran independientes, incluyéndose él mismo, pues todos vivían de alguna otra cosa: un guion para la televisión, un artículo lifestyle en revistas de variedades y así, y que ni siquiera él tenía la certeza de ser publicado por su editorial el año próximo debido a un inmenso catálogo que no hacía más que crecer. Todos somos independientes, sentenció al final. El hombre que preguntó volvió la mirada al piso y guardó silencio. Esa no era la respuesta que buscaba. La respuesta del escritor se sintió lejana, distante como Alfa Centauris. Imagino que el escritor quiso decirle que por aquí todos pertenecen a las ligas menores de la industria editorial. Sin embargo, lo que no mencionó el escritor, e imagino que por ahí iba encaminada la pregunta del otro, es que hay unas ligas menores menores. Unas ligas de escritores que son mucho más independientes, hijos de la era digital, que escriben a diario pero que no tienen contratos editoriales, ni canales de distribución, ni columnas en revistas de variedades, ni guiones de novelas de televisión por entregar. Un grupo grande que edita, publica y distribuye sus libros con dinero de su bolsillo y casi siempre a pérdida, armados solo con un perfil de facebook (o un blog como este) y pandillas de amigos que los secundan. Quizá son invisibles para la industria editorial y están ahí con la sangre caliente, esperando su momento desde la periferia o quizá ni siquiera les importe la industria.
__
Imagen: Moebius

12 comentarios:

  1. Muchos estamos en esas ligas menores, menores

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, Irene Tapias C., por eso escribí esta entrada y por eso escribiré otras similares. Estamos un peldaño por debajo en la industria y quizá esa sea nuestra ventaja. Un abrazo. Gracias por pasar.

      Eliminar
  2. Te leo...me imagino a mi manera cómo eres....
    un escritor....
    Yo soy un blogger, que amo la libertad de palabras...
    Gracias por encontrarnos. Saludos siempre desde Miami

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ser blogger es una forma de estar siempre en contacto con las palabras, de demostrarles el amor que sentimos por ella. Y, fíjate, nos permite imaginarnos desde puntos alejados del globo y en tiempo real, solo con palabras ¡Qué maravilla!
      Gracias por pasar.
      Saludos desde una siempre calurosa Valledupar.

      Eliminar
  3. Hola, simplemente no hay escritores menores, ligas menores, hay demasiada gente que escribe libros, pero eso no les convierte en escritores, de hecho, escritores hay muy pocos, lo mismo que poetas, están en vías de extinción...
    Buen día...besos trovadores,,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi estimado Don Vito, así es. Como dice Wilde en el magnifico prólogo de "El retrato de Dorian Gray" hay literatura bien hecha y otra que no, él no se mete con los escritores. Sin embargo, la industria editorial es mezquina, pues claro, es un negocio. No hay una sola de estas editoriales grandes que publique un poemario de un joven poeta, ni una. Así que desde los bordes, nos las tenemos que ingeniar para mostrar lo que hacemos.
      Un abrazo, gracias por pasar.

      Eliminar
  4. Respuestas
    1. Gracias por pasar, mi muy estimada Martha.
      Aquí estamos, aquí seguimos.

      Eliminar
  5. Pero existen, y son menores hasta que algo o alguien pueda en algunos casos conocerlos y arrancarlos de lo menor menor. ¿Cuántos de los grandes de ahora serán recordados, cuántos escriben algo en verdad valioso, perdurable? Lo importante es seguir, dar a conocer, que exista la obra a disposición de los lectores. Lo otro es un accidente, nunca una sanción definitiva.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es, Francisco. La idea es seguir y que la obra esté a disposición. Por eso a las editoriales, Amazon les parece el coco. Y sí, los publicitados de hace un año nadie los recuerda hoy. Lo más importante, eso sí, es realizar un trabajo de calidad. Gracias por pasar.

      Eliminar
  6. Un trabajo duro y solitario el del escritor, hasta ser conocido.
    Pero sí es verdad que ahora con las nuevas plataformas y redes sociales son más visibles sus trabajos.
    Saludos :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí. Las nuevas plataformas han hecho que todo sea un poco más fácil pero también lo ha hecho más caótico.
      Saludos. Nos seguimos leyendo.

      Eliminar

Gracias por llegar a este punto. Ahora deja tu comentario. También puedes compartir esta entrada si te pareció, de algún modo, interesante.