lunes, 12 de febrero de 2007

La ciencia del futuro

Imaginen por un momento que alguien, cualquiera, puede controlar a las masas y regir los destinos de un planeta completo y traer a este la prosperidad o el caos. Estos son más o menos los alcances de la "psicohistoria", ¡sí! psicohistoria.

Ahora y quizás siempre sea pura y muy elaborada ciencia ficción; pero gastémosle unos minutos a estudiarla. A quien no la conozca, le haré un pequeño recuento, el que sí la conoce, sáltese este párrafo; la psicohistoria es de los temas centrales de la saga de Fundación de Isaac Asimov. Hary seldon, protagonista de la historia "Fundación" (primer libro de la saga) libra a su sociedad de peligros que llevarían al fin del imperio, que quede claro, imperio galáctico.

Iremos por partes:

La Psicohistoria está compuesta por matemáticas (estadísticas) y sociología. Estas son ciencias al total alcance de nuestras manos, lo que al menos nos haría suponer la posibilidad de llevar a cabo el desarrollo de una ciencia como esta. En los libros se muestra que es imposible calcular los actos de una persona a futuro y tener un margen aceptable de ganancias pero, aquí viene lo bueno, sí es posible conocer el comportamiento de grandes masas planetarias. Es algo así como el estudio de fluidos por medio de ecuaciones diferenciales.

En Preludio ( una de las partes de la saga) se muestra que la imposibilidad de establecer las leyes de la Psicohistoria era el gran tamaño del imperio galáctico, pues el tamaño del mismo proporcionaba muchos eventos fortuitos que desestabilizaban cualquier sistema de leyes que se formaran para el estudio, por tanto, el protagonista buscaba los indicios de un planeta que se comportara como su imperio, muchos mundos para establecer las leyes y no demasiados para salirse de control. Y lo encontró, ahí una bella metáfora, el planeta que buscaba era la tierra.

Me gusta pensar que si ya nosotros tenemos el planeta, tampoco tenemos esa imposibilidad, tenemos nuestro Trantor aquí mismo, pero al parecer a nadie se le ha ocurrido formular las leyes de la Psicohistoria. Les daré unas pocas pautas de las que yo he encontrado a medida que he avanzado en las obras de Asimov. Sabes, a partir de la inferencia en la lectura de los libros que Asimov consideraba muy posible la creación de una ciencia como la Psicohistoria. A lo largo de muchos de sus libros hace comentarios sueltos mostrando que quizás hasta él intentaba cimentar las bases de esta ciencia.

1) El estudio solo se hace posible con grandes masas de población.
2) Hay que tener presente que cada país, por ejemplo, aunque es independiente hace parte de un todo como las células del cuerpo.
3) Los actos individuales desestabilizan las predicciones (esto es considerado por otros autores de ciencia ficción como La ley general del caos). 
4) Las masas no pueden conocer las predicciones pues intentarían cambiarlas y se enrrumbarían en otras direcciones.

¿Será que algún científico estará adivinando nuestros pasos como sociedad planetaria?

Nos vemos la próxima. Les recomiendo leer los libros de Asimov. Son buenos para el alma.
No olviden comentar y compartir esta entrada.

___

2 comentarios:

  1. Orale, pues conseguiste que me interese por leer dichos libros, en realidad ya tenia tiempo con el proposito de leerlos pero ahora si lo voy a hacer.

    estas en el taller de los forjadores cierto????

    ResponderEliminar

Gracias por llegar a este punto. Ahora deja tu comentario. También puedes compartir esta entrada si te pareció, de algún modo, interesante.