miércoles, 30 de mayo de 2012

Ball and chain para seguir borracho


Aquí en Valledupar, cariño mío, hay rastros de todos nuestros muertos y un par de buenos lugares con helado de vainilla. Hay por ahí un poco de nuestros fantasmas tomando cervezas, hablando del amor y la globalización. Hace unos días pensaba en tus latitudes, lugares y promesas, hace unos días me estaba olvidando de tus caminos. Cariño mío, tengo los pies calientes y el corazón tranquilo. En casa mamá está preparando una sopa para sabernos existentes, pero hay un algo que falta en el viento, unas palabras que no han vuelto con la rapidez necesaria. Hace unos días esperé un eclipse para tener algo que contarte y mirar al cielo con una sonrisa, pero, es bastante curioso, aquí llovía sin prisas (como las canciones viejas, como el blues en los bares maltrechos, como escuchar Ball and Chain para seguir borracho), agua fría y unas nubes amarillas, un espectáculo de lo más triste. El agua se entraba por la puerta y parecía decirme «vete al diablo que allí afuera no hay más que ceniza y mujeres con sus grandes culos pululando, sin rumbo, por la ciudad». Esta ciudad, cariño mío, ya te lo he dicho, me deja un mal sabor en la boca, es una ciudad muy amarilla, caliente y más melancólica que nada. Hasta los mendigos (ellos que son tipos siempre sonrientes, que se leen los periódicos atrasados y se acuestan en los pórticos de los casinos y los cajeros electrónicos) aquí se inyectan soledades en las venas, para pasar el rato y para no ver la tristeza muy manifiesta en los árboles que se mueven y dejan caer sus hojas cuando el viento los envuelve y se va. Es, cariño mío, un momento para escucharte en la voces de los demás, en el desespero de los televisores, en el reflejo de la próxima botella.   


2 comentarios:

  1. Me enamoré hace mucho de lo que haces. Sorprendenos nuevamente.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Miguel veo qué no has escrito nada, te animo para que lo sigas haciendo recuerda que eres bastante bueno con lo que haces.

      Eliminar

Gracias por llegar a este punto. Ahora deja tu comentario. También puedes compartir esta entrada si te pareció, de algún modo, interesante.