martes, 20 de septiembre de 2011

La tristeza es más pastosa que el cemento



Nena, nuestros fantasmas están allí como un mal chiste que se dice cuando se está borracho. Valledupar grita y yo escucho. Recuerda que la ira te hace gritar y los orgasmos también, así que el silencio es la única sensación indivisible. El silencio es la única sensación de poder que se siente en las manos y en los ojos. Pero afecta directamente nuestros oídos. Si envuelves la risa de una cucaracha en una bóveda de concreto, a la vuelta de un año tendrás mil cucarachas y un alarido que ensordecería al planeta. Las cucarachas no son malas, simplemente encuentran la mejor forma de sobrevivir, como los políticos o como Batman, la misma cosa. La diferencia es que Batman lleva un vestido motivo murciélago y los políticos sonríen en los afiches. Hoy he visto tres películas, un vídeo musical y 7,32 minutos de porno. De las seis horas que estuve tirado frente a la pantalla he aprendido que estar tirado seis horas frente a una pantalla duele, y que la tristeza es más pastosa que el cemento. Porque hay colores que hablan de la gente y gente que se ve a blanco/negro. Nena, a mí me gusta el rojo porque se parece a la sangre y a los corazones, aunque no puedo negar que los colores en los westerns son geniales. Hoy he leído unas líneas de Bukowski: ¿Bebe?, me preguntará / ¿hace los ejercicios, / toma las vitaminas? / Creo que simplemente estoy enfermo / De la vida, siempre los mismos / Factores fluctuantes / Rancios. Bukowski era un buen tipo nena, y tenía los huevos suficientemente grandes para mirar a cualquiera y escupirlo a la cara, pero era incapaz de torcerle el cuello a un pollo. Lo comprendo. Soy la apuesta perdida de un tipo siempre perdedor en el hipódromo, soy los números fluctuantes en la pantalla cuando el perdedor mira. Y no creas que perder es algo bueno o tiene algún mérito, ni siquiera ser buen perdedor es suficiente. Los únicos perdedores famosos están condenados a muerte o perdieron la oportunidad de penalti en la final de un mundial, pero yo prefiero otras opciones. La lluvia cae y ahora mismo debe estar mojándose algún ladrón y una que otra víctima de ese ladrón. Recuerda nena: podemos escapar de los gritos, pero jamás del silencio. El silencio es asesino y viene por nosotros.

6 comentarios:

  1. Bastante interesante...y en mi opinion personal, muy impresionante.
    Bukowsky, lindos gustos de lectura.
    Pasando aqui despues de leer tu comentario en mi blog. Gracias
    Decidi que yo tambien andare por aqui

    ResponderEliminar
  2. Amo el silencio, me dice todo lo que las palabras callan.

    Un abrazo Miguel, buen Finde!!!

    ResponderEliminar
  3. Hay miradas y sentires...que hablan más que mil palabras.
    Mis cariños para ti.
    mar

    ResponderEliminar
  4. Cuando el silencio es asesino nadie lo para.

    ResponderEliminar
  5. La tristeza es una debilidad, o mejor una enfermedad, del alma. Nada que ver con la melancolía, pues ésta implica la necesidad de búsqueda y de alcanzar un estado otro, o sea que conduce a una transformación.
    Un saludo cordial desde Barcelona.

    ResponderEliminar
  6. Me encanta que has dicho que "El silencio es la única sensacion indivisible"....tambien creo que asi es.



    pd:
    Tu me recuerdas a un libro que leí, y aun novio que nunca tuve.

    ResponderEliminar

Gracias por llegar a este punto. Ahora deja tu comentario. También puedes compartir esta entrada si te pareció, de algún modo, interesante.