lunes, 4 de julio de 2011

Nena Modigliani (Parte I)

Una patada en el culo es siempre una patada en el culo. Seas un lindo pie o un culo rosado. El amor es tan intenso como el odio. Ambos desgastantes y ambos calientes. Quisiera cantarte Is this love y bailar contigo al ritmo de las palmeras. Está bien, sé que no bailo, pero no podrás negar que las palmeras tienen un ritmo inigualable. A veces tú eres palmera y yo soy coco. Un coco que se despeña.

Ya hace tres días cumplí 25. Ya me leí todo Caicedo y Caicedo también tuvo 25. Y los 60’s son iguales a los 70’s, y los 80’s igual a todo lo demás. Y esto es la misma masa amorfa. El mismo vómito congelado. Porque tengo un puño dentro del pecho y unas cuantas cosas y porque a madre siempre le ha gustado verme de pelo corto y a mí me gustaría ahorrarme ese dinero y comprarme un par de cervezas, escuchar algo suave como ahora. Porque Regina Spektor es una vieja suave. Como una nena Modigliani. Y tú eres mi nena Modigliani más cercana. Y quiero hacer unas cuantas cosas contigo: como sacar infiernos de debajo de la cama. Recuerda lo de las patadas. Siempre hay patadas para ofrecer y culos tímidos que reciben lo que sea. Y tú podrías decirme “Todo estará bien” y yo podría creerte cualquier cosa si sonrieras de la manera apropiada. No es la forma, es lo que va por dentro. Ese vaho que llega con la sonrisa. Disécate y sé una nena de pintura. Quisiera fumarte entre un aroma de café. Fumar el lienzo donde estás pintada. Todo para hacerlo fácil. Y tener un diálogo como en una de Tarantino. Con música que nos mueva la cabeza hacia delante. Y no recordar que ya estoy quebrado y que sólo me quedan algunos pedazos para recoger. Los pedazos que se quedan en el suelo gritan. Están felices. Siempre lo que se queda en el suelo permanece feliz: mi cuerpo que escucha tus pasos desnudos en la cocina y el choque de frascos en la nevera. Te digo: desde el suelo se ve todo mucho mejor: completo HD sin pagar un centavo. Un culo y unas tetas se ven mejor desde el piso. No sabrías como se siente. Tú caminas por la cocina, traes las cervezas y yo estoy en el suelo. Te veo. 

¿Recuerdas Pulp Fiction? ¿Recuerdas el personaje de Tim Roth? Creo que se llamaba Ringo o algo así. Ringo es un completo perdedor, pero tiene una novia que está a su mismo nivel. Algo así como olores similares de la misma porquería. Uno puede ser un Ringo sin mucho esfuerzo. Sin proponérselo. Sólo se necesita una cafetería con una mona deshilachada por mesera. Lo difícil es conseguir la nena que se suba sobra la mesa y acaricie el gatillo.

7 comentarios:

  1. Que tal como estas? espero que de maravilla! gracias por tus palabras.. y si.. es una gran canción! la tienes? sino dame tu correo y te la envio..
    te dejo un abrazo!

    ResponderEliminar
  2. Sí, es una canción excelente. No la tengo. Ya te pasaré mi correo. Gracias por eso y por la pasada por este espacio.

    ResponderEliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  4. Espero una novela. Como van las cosas, es lo menos que se podría esperar. Mi admiración y aprecio.

    Luis.

    ResponderEliminar
  5. Ah. Además. Adoro sin miramiento alguno a la vieja suave esa.

    ResponderEliminar
  6. Me encanta!! un abrazo desde el otro lado del charco. Me gustacómo mezclas... el amor con lo amor fo. :)

    ResponderEliminar

Gracias por llegar a este punto. Ahora deja tu comentario. También puedes compartir esta entrada si te pareció, de algún modo, interesante.