sábado, 2 de agosto de 2008

estar al lado

(… es que están todos tan juntos tan pegados, tan uno al lado del otro, llenándose y gastándose la vida que tienen que vivir…)
….

Tarareo la cancioncita… yo se que existe amor en tu piel, y no voy a esperar y no voy correr y no voy ganar y no voy a perder, soy un típico ser en la ruta del tentempié… suena mientras intento escribir, momentos atrás revisaba echado en el sofá mis fotos, las de mi familia, las de principio de los 90, las de mamá en los 70 cuando seguro no se imaginaba acostada viendo tv mientras un hijo suyo escribía sobre sus fotos. (hay tanta gente desconocida o que no veo hace mucho)

Cuantas veces he borrado esta línea… Quizás a veces se intentan decir cosas que suenen inteligentes y al darte cuenta de la poca cantidad de razones cuerdas y con orden lógico que podrías unir terminas hablando de nada y ese podría ser tu buen tema.

¿Logras imaginar todas las personas que han pasado por tu lado a través del tiempo enseñándote algo o simplemente pasando y que ya no están?... Lo pregunto porque pienso en personas que vivieron en siglos anteriores (también en los de las fotos) y se me hace que todo va en una larga sucesión de personas que pasan por sus respectivos “lados”… hasta ineludiblemente llegar a ti. Si te fijas, muy probablemente son pocos los que frecuentas actualmente que también frecuentabas de pequeño. Creo podrías pensar: “¿Qué será de la vida de aquel fulano, ese que era divertido?”. Se un poco mas drástico y piensa por cuanto tiempo seguirás con los que tienes a tu alrededor. Pasa en forma análoga con tu blog. Revisa los comentarios de tus primeros post y nótalo…. deja que tu mente te lleve y date cuenta.
Todo te va pasando, las sillas, la tv, la música, las personas, los periódicos. Una incontable cantidad de memes que (así no te guste) terminan haciendo de ti lo que eres. Sí, tú el que está leyendo: a, b, c, d. y como repito (casi como invitación) vuelves a posar tus ojos sobre las letritas: a, b, c, d.

Empecé a escribir esto hace diez horas, dormí por la tarde, salí y saludé gente que no será nada para mi mente con el paso de los días. Regreso y me siento a terminar estas frases, la lluvia caía en la calle, el calor te recuerda que tienes cuerpo y si tienes cuerpo que estás vivo… Ya no hay música sonando por aquí, el curso al lado de las letras en su intermitencia me dan sueño... hoy igual que ayer, seguro muy parecido a mañana

Ten un buen día.

4 comentarios:

  1. muy buenos relatos, es la primera ves que le visito y no se como hasta aquuí arribe.

    Felicito por el diseño y la dinámica del blog

    Invito a los míos
    www.panconsusurros.blogspot.com

    y de ahí a los otros como un paseo
    saluda Mary carmen

    ResponderEliminar
  2. Por mi vida pasaron muchas, pero muchas personas.
    Niños y grandes.
    Algunas se quedaron en mi memoria.
    Elegí o me eligieron?
    Sé que este día no lo volveré a vivir, Miguel...así que mejor que sea bueno, y bueno incluye algo "malo" que tal vez.... termine en algo bueno.
    Iré al kinesiólogo, hablaré con gente, sonreiré a las ancianitas que van a su consulta...me devolverán la sonrisa (ellas son generosas en esto).

    Y haré de este día,
    con la ayuda de Dios, algo lindo de repasar cuando me acueste a dormir.
    Tampoco sé si despertaré mañana...
    nadie lo sabe.
    Hoy, disfrutando este invierno que se va de a poquito...
    como un atardecer.

    bechos!!!

    ResponderEliminar
  3. Este tipo de posts hay que leerlos sin que una tenga dolor de cabeza, jeje. Chévere que sigas escribiendo, aunque pausando, pero es bueno leerte.

    Besos.

    ResponderEliminar

Gracias por llegar a este punto. Ahora deja tu comentario. También puedes compartir esta entrada si te pareció, de algún modo, interesante.