martes, 30 de octubre de 2007

El disparo final de la via láctea.


El título de esta entrada le da nombre a un bello poema del maestro colombiano "Raúl Gómez Jattin"Las cavilaciones de los mortales hechas explosiones místicas. Nada mejor para dejarlo por aquí e irme despacio, en puntas de pie. Aquí se los dejo. A ver que les parece:

En el cielo profundo de mis masturbaciones
ocupas ese ámbito de deseo irrefrenable y voraz
Inagotable y tierno que te devora el sexo
aunque tú no lo sepas Tu cuerpo habita el mío

Y es tan mío como no pudo serlo allá
en la realidad Es mío cuando yo te deseo
De esa misma manera impalpable y eterna
como este libro es tuyo Como yo soy de ti

Habitamos el ocho Doble infinito
de los dos universos El 8 de los círculos
El que parece dos astros hermanos y gemelos
El que parece dos ojos Dos culos cercanos
El que parece dos testículos besándose

Cuando llegas a mi cielo estoy desnudo
y te gustan las columnas de mis piernas
para reposar en ellas Y te asombra
mi centro con su ímpetu y su flor erecta
y mi caverna de Platón carnal y gnóstica
por donde te escapas hacia la otra vida

Y en ese cielo te entregas a ser lo que verdaderamente
eres Agresión de besos Colisión de espadas
Jadeo que se estrella como un mar contra mi pecho
Locura de tus ojos orientales alumbrando
la aurora del orgasmo mientras tus manos
se aferran a mi cuerpo Y me dices
lo que yo quiero y respiras tan hondo
como si estuvieras naciendo o muriendo
Mientras nuestros ríos de semen crecen
y nuestra carne tiembla y engatilla su placer
hacia el disparo final en la Vía Láctea

En las sábanas de nuestro cielo hay nubes
perfumadas de axilas y delicados residuos
el amor En la almohada el hueco
que tu cabeza ha dejado oloroso a jazmines
Y en mi alma y mi cuerpo el inmenso dolor
de saber que desprecias mi amor

Oh tú por quien mi vida renació
dentro la lumbre de la muerte.

Otros enlaces al mismo autor:

10 comentarios:

  1. ¿Amor entre varones?

    Cuatro o cinco frases lo evidencian.

    Me gusta la cadencia de las palabras... el atrevimiento... la libertad. Es bello.

    ResponderEliminar
  2. Te recuerdo,te respiro,te saboreo,y me sensibilizo, me enciendo y me entrego a la inconsciencia del amor. Es un poema muy bello.
    Me gustó mucho tu blog, transmite algo especial.
    Saludos

    ResponderEliminar
  3. Me transmite la necesidad de hacer permanente lo transitorio y complicado lo simple, que ahí está la gracia.

    Precioso poema.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  4. Y también todo es relativo, lo que es complicado para unos, puede ser muy fácil para otros...
    Saludos

    ResponderEliminar
  5. Un amor entre dos hombres, eso es lo que yo entendí...

    Lo decribe con mucho amor, y palabras que llegan.

    Me gustó!

    Un beso Miguel!

    ResponderEliminar
  6. Plas... plas... plas... muy bonito....

    ResponderEliminar
  7. poema profundo, y expl�cito. lo simple puede ser complicado, seg�n el punto de vista con el que se observa. amor entre hombres, mujeres, da igual, lo importante es el sentimiento que transmite, que llega al lector.
    besos!!

    ResponderEliminar
  8. A mí me generó angustia, impotencia. Cómo hacer que ese efímero deseo desbordante se vuelva permanente goce amoroso sin caer en la rutina aburrida que no lleva más que a la muerte?

    Cómo no ver el amor como un mito, como una alegoría platónica de imposible reproducción perfecta?

    Como seres humanos, aprendemos a vivir en la sombra de las cavernas agnósticas y nos perdemos en lo banal del espíritu.

    ResponderEliminar
  9. este poema siempre me gustado, es un pajazo místico, además de la impotencia del hombre que desea y no puede poseer más que en sus cavilaciones.
    Hay una página en facebook donde se recopilan trabajos de él.
    https://www.facebook.com/pages/Ra%C3%BAl-G%C3%B3mez-Jattin/156993664394503

    ResponderEliminar
  10. Sí Tuor Hijo de Huor, este poema es excelente y hay mucho del trabajo del maestro Raúl por ahí. YO que vivo en Valledupar hice parte de un grupo cultural en la universidad que llevaba su nombre. Lo que no se le dio en vida al maestro ahora lo tiene de sobra.
    Tuor Hijo de Huor, gracias por pasarte por el blog.

    ResponderEliminar

Gracias por llegar a este punto. Ahora deja tu comentario. También puedes compartir esta entrada si te pareció, de algún modo, interesante.