lunes, 2 de julio de 2007

21

Ayer me desperté convertido, como dijo alguien en la persona que solía ser, me desperté con dos cervezas en la cabeza y barba de tres días, me desperté con la luz del día que entraba por un orificio en la ventana, con el sonido que mi mamá hacía en la cocina, me desperté con ganas de no despertarme, me desperté con música transitando por mis oídos, con rock inundando mi cabeza, con el recuerdo de siluetas de mujeres, de las que estuvieron, las que se fueron, las que no han llegado.

me desperté con 21, con la idea de que cada vez nos hacemos más viejos, que otros van naciendo, que las cosas van pasando, me desperté mayor de edad en casi cualquier país, la cuestión es que pase lo que pase todo siempre será igual, con 21 o 42 o quizás 84, quizás el rock siga recorriendo mi cuerpo quizás escriba algo que les guste, no sé, solo sé, aquí estaré, que depronto ustedes leeran este post, que solo tal vez lo recordarán.

3 comentarios:

  1. [Me viene a la mente la imagen de un corredor de maratón, exhausto, ya en el estadio, en la recta final a punto de llegar a meta casi fuera de control... Casi no puede ni caminar en linea recta ni mantenerse en pie apenas... Los primeros hace horas que llegaron, y seguramente estén dándose un buen baño de agua caliente en sus casas... Pero... El sigue ahí, haciendo su propia carrera... ¿Por qué no abandona?... ¿Qué por qué no abandona?... Eso sí que sería absurdo (ahora), a estas alturas (abandonar)... Nadie empieza una carrera únicamente por el placer de correr, sino de completarla... Que para eso existe eso del footing...]

    ResponderEliminar
  2. Siempre con el día a día nos transformamos algunos para evlucionar otros para involucionar, pero sin embargo con todo cambio siempre hay cosas que se quedad arraigadas a nosotros y con ellas morimos. El entorno también varia y nos hace modificarnos algo pero total la identidad no la perderemos a lo largo de nuestra vida.

    ResponderEliminar

Gracias por llegar a este punto. Ahora deja tu comentario. También puedes compartir esta entrada si te pareció, de algún modo, interesante.