martes, 26 de junio de 2007

A tu lado...

Alguien se puede pasar la vida con otra sin conocerla, eso es grave creo, en realidad casi nadie se conoce.

se han fijado que aveces te sientas al lado de una persona que tiene un mundo de cosas en su cabeza, tú a su lado también lo tienes y ni siquiera se miran.

hace varios días subí a un bus me senté, luego en otra parada se sentó a mi lado una chica como de mi edad (20, bueno en muy poco cumpliré 21) total que no reparé nada en su presencia solo seguí absorto en mis problemas, "ah ese día estaba lleno de ellos", mientras el bus iba, venía, cruzaba calles, atravesaba la ciudad, la peladita que estaba a mi lado comenzó a susurrar una canción muy bajito, yo me salí de mis cosas y aunque trataba de no demostrarlo le empecé a prestar atención a la canción, no sabía cual era, y eso hacía la situación mas rara, esa canción se terminó y no supe cual era, comenzó con otra y a esa si le atine "matenme por que me muero" de caifanes, la que dice: cuando me muera y me tengan que enterrar quiero que sea con una de tus fotografías para que no me de miedo estar abajo... total que me llegaron a la cabeza muchas cosas, al cabo de un unos minutos ella se levantó y se fue, la vi mientras el bus se alejaba, pensé que no le pregunté el nombre ni nada, eso suele suceder a diario así que no es algo especial pero me recordó que siempre de una u otra forma siempre hay alguien a tu lado... y ahorita quien está a tu lado?
ah, que no se te olvide, yo estoy a tu lado

2 comentarios:

  1. A mi lado, pues la familia y los amigos, claro que me gustan los momentos en que me acompaña la soledad por que me permiten pensar y reflexionar acerca de mi vida y otras tantas cosas. Buen Lunes

    ResponderEliminar
  2. Creo en un mundo mejor, por difícil que sea a veces, creo en el poder de la amistad, en la sinceridad y la honestidad, y hay días que mi fé se vé traicionada... y eso refuerza mi amor por esos tesoros... seres medio divinos todos ellos, al lado de los cuales quiero pasar mi vida, para intentar darles el doble de lo recibido, que será la mitad de lo que merezcan... todos necesitamos una fé, y ellos forman parte de la mía, y todos sufriremos, y reiremos juntos, pero siempre a su lado.

    ResponderEliminar

Gracias por llegar a este punto. Ahora deja tu comentario. También puedes compartir esta entrada si te pareció, de algún modo, interesante.